“El embarazo no debe ser un problema, debe ser la felicidad más grande para toda mujer. ¿Por qué los empleadores no lo entienden? Fui despedida apenas avisé que sería madre y la verdad me sentí muy vulnerada.

Gracias a Mi Derecho Laboral me armé de valor, me defendí y gané. Como ellos me explicaron, cualquier problema laboral por un embarazo, es un juicio ganado. No tengan miedo y confíen en ellos. No están solas”.